10 Razones para apuntarse a un curso de Kitesurf en tarifa

kitesurf-en-tarifa

El mundo del kitesurf une a todo el que prueba este deporte en una comunidad de buen rollo mundialmente conocida. Da igual el spot que elijas para hacer tu curso de kitesurf o llevar a cabo tus saltos más pros. Te podemos contar muchas cosas, pero la experiencia te la dejamos a ti. ¿Necesitas razones? ¡Coge esta ola!

En España hay muchos lugares donde practicar surf, kitesurf y otros deportes náuticos. El spot más famoso español es Tarifa, en Cádiz. Esta zona, rica en oferta turística, cultural y gastronómica, ya es por sí sola una razón de peso para que la elijas como destino deportivo; la combinación perfecta para exprimir todo el jugo a tus vacaciones.

Las cometas de kitefurf te harán sospechar enseguida que no solo el cielo se te va a llenar de colores. Desmenuzamos algunas razones más por si necesitas convencer a tu compañía o convencerte tú de que lo que de verdad necesitas es un curso de kitesurf y adentrarte en ese microcosmos de adrenalina y fuerzas de la naturaleza. ¡Volando!

Mente sana en cuerpo sano

Esta frase es muy conocida y nunca mejor aplicada que en el kitesurf. Cuando hagas tu curso de kitesurf, que suele durar una semana, verás que tu mente se vacía de lastre como un globo aerostático. Una sensación que te hará sentir que te fundes con el viento.

La mente despejada pero concentrada en tu cometa y en tu tabla hará que las sensaciones captadas por los demás sentidos se agudicen. La energía de la naturaleza y el poder del mar y el viento te llenarán de una sensación de poder sobre tu cuerpo que hará que, durante ese rato, nada más importe.

No necesitas estar especialmente en forma para probar. Cualquiera puede intentar aprender a saltar sobre las olas arrastrado por una cometa inflable. ¿Te imaginas ya la tuya? Ahí va la primera razón: tus músculos se irán desarrollando sin apenas notar el esfuerzo. Tú piel, siempre bien protegida del sol, tomará ese tono dorado que solo da la playa, el mar.

Libertad, igualdad y fraternidad

Sí, el lema oficial de la República francesa también se puede usar como razón para elegir el kitesurf. El ser humano busca sensaciones con las que disfrutar de la libertad y es la palabra más nombrada tras vivir esta experiencia. Así que esta sería nuestra segunda razón de peso, aunque la sensación sea quitártelo de encima, más bien. 

La tercera es que todo el mundo es bienvenido a un curso de kitesurf, da igual a qué te dediques o la edad que tengas. Siempre que te sientas capaz y te puedan las ganas, apúntate y prueba. Que este breve pero intenso curso sea la clave de acceso a una comunidad que se acerca mucho a la idea de fraternidad será nuestra cuarta razón.

Acércate a curiosear una playa como la de Valdevaqueros para empaparte de buena música y un ambiente de colaboración que no se ve en otro sitio. Y no es el único. Si consultas la lista de los mejores spots de kitesurf una vez que has aprendido este deporte, marcarás uno tras otro como próximo destino vacacional. 

La razón número cinco es viajar, ¡seguro que lo sospechabas! Conocerás gente maravillosa en sitios increíblemente bonitos. Los destinos de kitesurf suelen estar en playas y reservas naturales de gran belleza y riqueza paisajística. Si ya solo con ver el mar…

kitesurf-en-tarifa-curso

Un reto que empodera

Aprenderás a enfrentarte a las fuerzas de la naturaleza y a hacerlo de manera segura. Buena sexta razón, ¿no te parece? Si consigues que alguien te enseñe eso en un curso online no dudes en contárnoslo. Sabemos lo que transmiten los buenos monitores de kitesurf: pasión. Es un privilegio que tienen los que se atreven a ponerse el arnés atado a una cometa.

Acostarse sabiendo algo nuevo siempre se ha considerado una ventaja, una alegría ¿a que sí? Pues, siete: te enseñaremos a interpretar la influencia que tiene el clima sobre el viento y el mar. Es más, usarás ese conocimiento sobre las fuerzas y direcciones del viento para tu disfrute ¡bienvenido a club de los que leen los vientos!

Ocho: a medida que vas cogiendo práctica disfrutarás cada vez más de crear tus propias acrobacias llevándote a comprobar de lo que eres capaz cuando te sueltas. ¡Fuera límites! La diversión está asegurada, tanto en la orilla como en el aire. La novena es que hasta sin haberlo planeado puedes acabar siendo un campeón de kitesurf a nivel mundial.

La décima razón es que consigues una autoconfianza extrema en ti al superarte a cada salto en armonía con las fuerzas de la naturaleza más bestias. 

¿Te sobran razones?

×

Powered by WhatsApp Chat

× ¿Cómo puedo ayudarte?