UN CURSO DE KITESURF TE ABRE PUERTAS

curso de kitesurf

Hacer un curso de kitesurf en Tarifa está más de moda que nunca. No es porque algún famoso se haya lanzado a probarlo, es porque el que prueba lo cuenta a su alrededor y la pasión que con ello transmite funciona como una mancha de aceite, atrayendo más y más adeptos a este deporte de viento y agua.

Si quieres aprender a volar en uno de los mejores sitios del mundo para hacerlo, pon rumbo a Tarifa, en Cádiz, al sur de España y Europa, en frente de África, entre dos mares, el Mediterráneo y el Atlántico. Toma buena nota de los puntos que aquí abordamos y no te lo pienses dos veces. Es acierto seguro.

Si te animas, incluso en solitario, a hacer un curso de kitesurf, descubrirás que es una experiencia que va más allá de un curso de deporte de riesgo. Te contamos lo que pasa desde que buscas algo nuevo que hacer hasta que llevas a cabo tu viaje a Tarifa para descubrir el kitesurf. Acompáñanos.

¿Quién le pone puertas al mar?

Las ganas de experimentar sensaciones nuevas, poner a prueba los límites de lo cotidiano, saber hasta dónde puedes llegar y querer saber qué es volar libre sobre el mar, te llevan, sin lugar a dudas, a reservar una plaza para hacer un curso de kitesurf en una de las mejores escuelas de Tarifa.

Fuera límites, fuera miedo, guarda solo el justo para que la adrenalina te haga cosquillas al despeinarte el alma. Nadie pone límites al mar, el kitesurf te abrirá puertas hacia la libertad, hacia el descubrimiento de tus capacidades tanto físicas como mentales, hacia nuevas amistades que volverás a encontrar si llevas tu kite a otros lares.

Las empresas que buscan actividades para el conocido teambuilding, que son viajes de motivación para que su plantilla comparta espíritu de equipo, deberían probar a ofrecer cursos de kitesurf a sus empleados. Auguramos equipos generadores de ideas brutales y ganas de expandir su saber hacer con la energía del viento.

¿Por dónde empiezo?

No hace falta que te vuelvas loco buscando los materiales necesarios para ser kitesurfista. La escuela de kitesurf está para enseñar a cualquier alumno desde cero. Da igual tu edad, aunque se suele empezar como muy pronto a los seis u ocho años, lo que importa es que quieras probar.

El primer contacto con el kitesurf tiene que hacerse acompañado de un buen instructor profesional. Aunque este deporte es accesible a todos, no hay que olvidar que se trata de un deporte de alto riesgo, tienes que saber nadar, eso sí es lo más importante que tienes que traer hecho de casa.

Ya te adelantamos que Tarifa es el destino clave para hacer un curso de kitesurf. Es la capital de este deporte de viento, conocida internacionalmente y cuna de los campeonatos más geniales. Hay varias escuelas a las que tendrás acceso, no lo dejes para el último día, pero si así lo has hecho no dudes en llamar, aunque solo te haya pillado de paso en un viaje. Llama.

¿Qué es el kitesurf?

Kite significa “cometa” en inglés. Unida a ti por un arnés y con una tabla a tus pies, es la herramienta que da nombre a este deporte extremo que es el kitesurf. La tabla te ayuda a deslizarte por el mar y por las olas arrastrado por la fuerza del viento empujando la cometa.

Hacen falta como unas doce horas de curso de kitesurf para sentir que controlas bien, pero puedes probar primero haciendo un curso de iniciación. Se empieza aprendiendo a dominar la cometa estando en tierra firme, eso ya es divertido y te dará seguridad a la hora de hacerlo sobre el mar.

Este deporte entró con fuerza en el mundo de los deportes náuticos porque combina las fuerzas de los elementos de la naturaleza con la curiosidad humana por lo que hay más allá de lo conocido, de lo experimentado en la vida cotidiana. ¿Te atreves?

kitesurf-mar

Señales universales que borran límites

En tu curso de kitesurf también aprenderás a comunicarte con señales que todos los que se dedican a este deporte entenderán cuando estéis en el mar. Son señales universales y todo lo que es universal abre puertas.

El deporte en sí es un reto para el potencial de nuestro cuerpo y, la curiosidad por explorar ese potencial ha llevado al ser humano a probar todo tipo de inventos y artilugios para romper con los límites naturales impuestos por nuestra condición de animales terrestres sin alas.

Esa pasión por explorar nuevas sensaciones, por conquistar los elementos, nos ha hecho crear señales acordadas con los demás amantes del kitesurf que disipa cualquier barrera. Tu curso de kitesurf te abrirá una puerta al deporte extremo, y a una comunidad de personas y de lugares tan infinitos como el horizonte hipnótico de las puestas de sol en Tarifa.

×

Powered by WhatsApp Chat

× ¿Cómo puedo ayudarte?