¿Un curso de kitesurf entre los pros? En Tarifa, ¿dónde si no?

Curso de kitesurfing

Los pioneros del kitesurf tenían claro que aquello era un acierto. Entra a formar parte de la historia haciendo un curso de kitesurf en Tarifa.

Nadie nace aprendido, pero sin embargo siempre hay quien llega muy lejos, y eso lo vemos en nuestras playas a diario. Para empezar con buen pie y poder llegar a hacer historia como campeona o campeón hay que ir paso a paso; y ese primer paso se da en Tarifa, y es un curso de kitesurf.

Pero no tan rápido… Hacer historia exige mucho esfuerzo y capacidad de sacrificio, un talento especial y, en este deporte en especial, estar un poco loco. Ya habrás leído por ahí que si antiguamente ya se veían cometas atadas a embarcaciones, que si Gijsbertus Adrianus Panhuise y su prototipo de 1977… Bueno, es prácticamente prehistoria… 

Pero falta un ingrediente: el lugar perfecto para practicar. A nosotros nos interesa más la historia de los que descubrieron que la combinación kitesurf y Tarifa hasta merecía una mudanza con toda la familia. Es el caso de algunos de nuestros conocidos campeones, aventureros del viento y el mar.

Donde el viento nos lleve

A veces el cuerpo te exige experiencias nuevas… Dale el lugar idóneo. A lo mejor te has fijado en las docenas de cometas desde lejos al pasar por la costa, en verano o en invierno. ¿Por qué crees que se acumulan como mariposas en torno a una farola en este fin del mundo? ¿Por qué crees que aquí hay una densidad de campeones por metro cuadrado difícil de igualar? 

Porque Tarifa es el mejor sitio para practicar deportes náuticos de viento todo el año. O, desde luego, uno de los mejores. Y eso lo saben los que hoy son campeones de este deporte a nivel mundial. Y, sí, muchos viven o se han ido a vivir a Tarifa para no limitarse con el calendario. Seguro que te suenan nombres como los de Kiko Roig, Liam Whaley o Gisela Pulido. 

Kiko Roig (o Kiket), un valenciano de Oliva especialista en strapless que fue campeón de España en 2019 y parte del top 10 de la GKA ese mismo año, tiene apenas 21 años y vive en Tarifa desde 2017. Decidió mudarse a nuestra localidad por razones obvias; y es que cuando el kite te pica, no te pica: te engancha.

Apostando fuerte por Tarifa

Otro campeón mundial de freestyle, Liam Whaley, consiguió que sus padres se mudaran de Ibiza a Tarifa cuando decidió que se iba a dedicar al kitesurf. Solía ir a las islas Canarias y a Brasil con su padre a entrenar, pero cuando vio que era lo suyo, quiso hacerlo con los mejores y donde más tiempo se podía surfear gracias a los vientos y al clima. Y en Tarifa se quedó.

En un corto que el propio Liam Whaley rodó en Grecia, Seeking Cloud Nine, se menciona lo duro que es intentar franquear los límites de la naturaleza. Las leyes de la física no entienden de pasiones, de ganas de volar, de aventura. La física te pone en tu sitio y puede convertir el agua en cemento sin un entrenamiento a la altura del vuelo.

Aprender bien es primordial

Por eso, los campeones saben que tan importante es entrenar, entrenar y entrenar de forma constante como empezar bien, plantando unas bases técnicas y teóricas sólidas, haciendo un curso de kitesurf de la mano de los mejores. Como hizo Liam, como han hecho todos. Liam ha estado años entrenando junto a Gisela Pulido, que también vive en Tarifa.

Gisela no necesita mucha presentación… Por haber sido campeona mundial de kitesurf con solo diez años (la campeona más joven de la historia) y por haberlo conseguido en diez ocasiones más. Vamos, una máquina y una de nuestras kitesurfers residentes más prestigiosas; hasta fue nombrada hija predilecta de la provincia de Cádiz en 2017 por promocionar Tarifa… Un buen ejemplo de que el spot tiene algo.

Curso de kitesurfing en Tarifa

Nudos para navegar… ¡O volar!

Y es que aunque ya hayas probado, te visualices como un crack y a veces te parezca que no se trata más que de dejarse llevar por el viento… hay viento y viento. El de aquí tiene algo especial. Que se lo pregunten a Carlos Aldaravi, que este verano ha firmado la volada más larga de la que se tiene noticia: un minuto, quién sabe a qué altura. En Valdevaqueros, claro.

Carlos no es uno de nuestros ilustres vecinos, pero sabe que cada vez que se deja caer por aquí se produce la magia. El alicantino lleva varios años convirtiéndose en un habitual del cielo entre El Tumbao y Punta Paloma, aprovechando de paso para echar un vistazo a las evoluciones sobre las olas de sus rivales y sin embargo compañeros.

Campeones del viento

Date la oportunidad de crecer donde entrenan los campeones del mundo. Prueba con un curso de kitesurf, y ¿quién sabe? Igual descubres que ese es tu camino… o, si no lo ves muy claro, puede que desde allí arriba vislumbres mejor tu lugar en la historia de deportes náuticos. 

×

Powered by WhatsApp Chat

× ¿Cómo puedo ayudarte?